JUICIO , PADECIMIENTO Y CRUCIFIXIÓN DE JESÚS

imagesAún el pueblo judío esperaba un libertador que se levantaría contra el imperio romano, pero primero vino cómo siervo a dar su vida en rescate por muchos. Por no leer correctamente los tiempos, escribas y fariseos no vieron a Dios en Jesús, y su muerte no fue comprendida por ellos, 1 Cor. 1:18, “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios”…

 Entonces la compañía de soldados, el tribuno y los alguaciles de los judíos, prendieron a Jesús y le ataron, y le llevaron primeramente a Anás; porque era suegro de Caifás, que era sumo sacerdote aquel año”, Jn. 18:12-13.

 I. JUICIOS:

 A. Juicio religioso (judío), Jn. 18:12-13.

Nota: Jesús fue sometido al juicio del sanedrín, acusado de blasfemia (por proclamarse Dios), fue inicialmente golpeado por sus hermanos judíos.

 B. Juicio secular (romano), Jn. 19:4-6, 16.

Nota: Fue hallado inocente, pero Pilato lo entregó a los judíos para que fuese crucificado. Las espinas y el manto púrpura eran una burla más, en su condición de rey.

  II. PADECIMIENTO:

 A. Atado, escupido y abofeteado (Mt. 26:67-68).

Nota: Aquí Jesús recibe todo esto de parte del concilio judío. Comienzan a aparecer heridas en su rostro, contusiones y hematomas… hay mezcla de saliva y sangre en su rostro.

 B. Azotado y coronado con espinas (Mt. 27:26-31)

Nota: Los azotes eran aplicados tradicionalmente en la espalda, con un azote que en las puntas tenía trozos de metal afilado. Según escritos antiguos de cronistas de la corte real (Sirilio y Pracitius: historiadores y escribanos), fueron gladiadores quienes azotaron a Jesús, por la espalda y por delante. El comentario Moddy dice: “Con frecuencia los hondos desgarrones que se producían en la carne llegaban hasta el hueso mismo, quedando descubierto”. Las espinas eran de cinco centímetros aprox.

 C. El cumplimiento profético (Is. 52:14, 53:5)

Nota: En la Biblia Jerusalén: “Así como se asombraron de él muchos, pues tan desfigurado tenía el aspecto que no parecía hombre, ni su apariencia era humana”. No pronunció palabra alguna, sabía que todo esto era para salvación y sanidad de su iglesia, cada golpe, cada herida, cada órgano de su cuerpo dañado significaba sanidad para miles y miles en muchas generaciones…

 III. LA CRUCIFIXIÓN:

 A.  Despojado de sus ropas (Mt 27:28).

Nota: Ya había sido azotado, y la ropa se había pegado a sus heridas, por tanto ese despojamiento produjo un nuevo dolor. Cuando fue crucificado fue desnudado completamente (acto de suma vergüenza para un judío).

 B. Herido en manos y pies (Mt 27: 32-35).

Nota: A causa de las heridas y pérdida de sangre Jesús cae llevando la cruz y por eso llaman a Simón de Cirene… Los clavos eran cuadrados, traspasan sus manos y pies, perforando nervios centrales y principales, produciendo dolores impresionantes.

 C. Su costado es abierto (Jn. 19:31-34)

Nota: Con frecuencia se dejaba a la víctima en la cruz durante varios días, pudiendo ser presa de los animales carroñeros (buitres y chacales o perros salvajes, en el entorno del Gólgota, había un basurero…). Recordemos que el cordero de la pascua no podía tener hueso roto, por eso Dios no permite que le quiebren sus piernas. De su costado sale sangre y agua, esto indica redención y vida. Así como Eva sale de una costilla de Adán, de éste costado viene la vida para la iglesia de Cristo. El precio que pagó Jesús por su iglesia es invaluable.

 Conclusión: Jesús dio su vida por nosotros, experimento el dolor y sufrió las heridas para nuestra sanidad y salvación. Él es el mismo ayer, hoy y por siempre, está aquí con nosotros para hacer su obra.

 Autor: Pastor Gonzalo Sanabria A. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONESAutorizado para publicarse en Web Recursos Cristianos

Te invitamos a leer los siguientes artículos relacionados:

1.   LA KENOSIS DE CRISTO

2.   NIÑEZ Y JUVENTUD DE JESUCRISTO

3.   LA ANASTASIS DE JESUCRISTO

Síguenos en las redes sociales:

http://www.facebook.com/GonzaloyAndreaSanabria,

https://twitter.com/GonzaloAnzola y

https://plus.google.com/104340810973099597133/posts

 

Esta entrada fue publicada en devocionales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s