LA RESTAURACIÓN DE JUAN MARCOS EL EVANGELISTA

 

imagesEl plan de salvación del ser humano es en realidad un plan de restauración. Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, le encomendó multiplicarse (es decir, llenar la tierra de hombres y mujeres a imagen y semejanza de Dios), le delegó la administración o gobierno de la tierra y el cuidado de ésta. Ante la caída de Adán y Eva, Dios comienza a desarrollar su plan de salvación de salvación o restauración, con el cual desea hijos a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo, discipular todas las naciones y que sea establecido su gobierno o reino aquí en la tierra. Así pues, nuestro Dios es restaurador por excelencia; aquel gran escritor del evangelio de San Marcos es el resultado de una restauración… 

LA RESTAURACIÓN DE JUAN MARCOS EL EVANGELISTA  

“Después de algunos días, Pablo dijo a Bernabé: Volvamos a visitar a los hermanos en todas las ciudades en que hemos anunciado la palabra del Señor, para ver cómo están. Y Bernabé quería que llevasen consigo a Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos; pero a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia, y no había ido con ellos a la obra”, Hch. 15:36-38.

Dios restaura al que ha retrocedido. Un siervo que retrocedió fue Juan Marcos. Él fue un discípulo que empezó su formación ministerial al lado de Pablo y Bernabé, y a la mitad del primer viaje misionero se devolvió (quizá por cansancio, miedos, crisis emocional, desesperanza, tentaciones, etc.). Juan Marcos no renunció a su fe, pero si al llamado que Dios le hacía, era muy joven y su camino ministerial apenas comenzaba. Ahora era necesaria la restauración en su vida.

Seguramente al comenzar su servicio a Dios, Juan Marcos lo hizo con gran pasión y expectativa, como es normal en alguien que ha nacido de nuevo y experimenta ese profundo anhelo por servir a Dios. Pero un corto tiempo después, la Biblia no describe la razón, Juan Marcos no pudo continuar. Esta actitud no fue bien vista por el apóstol Pablo, quien se disgustó pues tenían una  gran labor misionera que desarrollar.

Al parecer Bernabé ha acompañado a Juan Marcos en su restauración, enseñándole con amor, y paciencia, equipándolo para el ministerio y las tentaciones, y ahora quiere llevarlo de nuevo a la obra misionera, pero Pablo no piensa igual, la diferencia entre ellos es tal que se separan, y Pablo se va con Silas y Bernabé se va con Juan Marcos.

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ

Pero vemos que finalmente Dios restauró a Juan Marcos, llevándolo al cumplimiento de su diseño, y es el mismo apóstol Pablo quien lo reconoce, al solicitarle a Timoteo que lo involucre en el ministerio misionero, Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio, (2 Tim. 4:11).

El apóstol Pablo reconoce ahora el buen trabajo de Bernabé en la restauración de Juan Marcos, y ahora es fundamental su aporte y trabajo en la labor apostólica (pues hay muchas iglesias que atender). Según la tradición, Juan Marcos, el que un día renunció, Fue usado por Dios y:

  1. Fundó la iglesia de Alejandría en Egipto,
  2. Fundó una Escuela Bíblica allí,
  3. Es el escritor del Evangelio según San Marcos (su fuente fue el apóstol Pedro, Juan marcos era “hijo espiritual” de él).

Reflexión final: El plan de Dios con cada uno es especial y hermoso, a pesar de todo lo que ha pasado, o pueda pasar, no consideres volver atrás, fortalécete en Dios y persevera, al final el plan de Dios se cumplirá, no importa que los demás no crean, y aunque tal vez  tu propia mente diga “no es posible”, prosigue a la meta. Renuévate en Dios, entra en Su presencia y permite a Dios obrar en tu corazón. Él es restaurador por excelencia.

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONES.  Autorizado para publicarse en Web Recursos Cristianos 

Te invitamos a leer los siguientes artículos relacionados:

  1. EL PODER DE LA RESTAURACIÓN
  2. EL PODER DEL PERDÓN
  3. LA SANIDAD INTERIOR


SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ

 

 

Esta entrada fue publicada en devocionales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s