VICTORIA SOBRE EL MIEDO

imagesCuando el gigante Goliat desafiaba al ejército de Israel, para que enviara un guerrero a enfrentarlo, todos desde el rey Saúl hasta el último de los soldados hebreos tenían miedo. Éste miedo no los dejó avanzar, y les impidió ser usados por Dios para una gran victoria. David lo enfrentó porque estaba seguro del poder de Dios y obtuvo la victoria. El miedo, pues, es un obstáculo que hace retroceder reyes y ejércitos enteros. Pero la fe en Dios alcanza grandes proezas…  

VICTORIA SOBRE EL MIEDO 

Y vino el ángel de Jehová, y se sentó debajo de la encina que está en Ofra, la cual era de Joás abiezerita; y su hijo Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitasJueces 6:11.

El ángel de Jehová es Dios mismo (esto es una teofanía o manifestación visible de Dios), quien viene a llamar a Gedeón para que se levante como el libertador de Israel. El dialogo que se establece entre el Señor y Gedeón, nos permite ver los miedos del ser humano ante un desafío, misión o ministerio.

Consideremos ahora algunos factores que conducen al miedo, y la influencia de las experiencias traumáticas del pasado. Es muy importante considerar aquí el momento histórico de éste pasaje. Israel había salido de Egipto, y se había establecido en la tierra de Canaán, ya habían muerto Moisés, Josué y los ancianos de esa época. Dios había levantado a otros jueces o líderes en Israel como Otoniel, Aod, Débora y Barac. Pero, Israel había hecho lo malo ante los ojos de Dios y por eso había venido la opresión madianita. El pecado produce dolorosas consecuencias, pero Dios nos hace libres de toda maldición.

Dios ante el clamor de su pueblo, viene a traer libertad y el hombre escogido es Gedeón, pero él está cautivo en sus propios miedos (“estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas”). ¿Por qué a veces el corazón humano es gobernado por el miedo? Veamos:

1. Por la influencia de espíritus de miedo, Jue. 6:10 (también la Escritura, de manera implícita nos deja ver que hay espíritus de cobardía: “No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio” 2 Timoteo 1:7).

2. Por los fracasos del pasado,

3. Por el rechazo y el menosprecio,

4. Por los sentimientos de condenación (Israel había pecado y Dios los había entregado en manos de Madián por 7 años, ya el tiempo del juicio se había cumplido, pero ellos continuaban cautivos de sus miedos).

5. Por las palabras de personas con autoridad o influencia sobre nosotros que marcaron el corazón (padres, jefes, autoridades educativas, etc). Por eso es fundamental la sanidad de nuestra alma.  

El miedo estanca, detiene y determina el estilo de vida, la Biblia nos enseña: “El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en Jehová será exaltado” Prov. 29:25. El miedo es para el reino de las tinieblas, lo que la fe es para Dios. La fe es la certeza de lo que se espera, el miedo es la certeza del fracaso; la fe es la convicción de la victoria que no se ve; el miedo es la convicción de que todo saldrá mal.

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ

La fe impulsó y determinó las grandes conquistas, por eso dice la Escritura: “por la fe Noé construyó el arca… por la fe pasaron el mar rojo… por la fe los muros de Jericó cayeron… por fe conquistaron reinos… por fe taparon bocas de leones… por fe pusieron en fuga ejércitos extranjeros” el miedo en contraste, impide avanzar y desarrollar el plan de Dios para nuestras vidas. El miedo es un arma satánica. Entonces el miedo es para el diablo, lo que la fe es para Dios. Los cielos requieren la fe en la tierra. Es posible con Dios la victoria sobre el miedo.

El miedo determina el estilo de vida (al igual que la fe). “Y la mano de Madián prevaleció contra Israel. Y los hijos de Israel, por causa de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados” Jueces 6:2 (en hebreo “Lugar fortificado” aquí traduce: lugar natural de difícil acceso).

Ellos vivían asustados, en escasez, incomodidad, oscuridad y frio (De hecho el vrs. 11 dice: “Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar”, pero el lagar era el lugar para pisar las uvas y obtener el jugo, o pisar las aceitunas y obtener el aceite de oliva, no para sacudir el trigo, ¿por qué lo hacía entonces allí? Porque la cantidad era pequeña, y se estaba escondiendo, entonces el miedo había afectado su diario vivir).

Reflexión final: No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio, avanza sin temor, Dios está contigo. Valiente es aquel que avanza a pesar de sus temores y fracasos del pasado.

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONES.  Autorizado para publicarse en Web Recursos Cristianos 

Te invitamos a leer:

1.   VICTORIA SOBRE EL DESTRUCTOR

2.   PROSIGO A LA META

3.   NO ES CON EJÉRCITO NI CON FUERZA SINO CON MI ESPÍRITU 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

Esta entrada fue publicada en devocionales y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s