LA PODEROSA ORACIÓN DE JABES

Sin títuloLa estrategia y victoria de Jabes dependió de una decisión: buscar a Dios por encima de sus limitaciones y problemas. Nos dice el texto de hoy: “E invocó Jabes al Dios de Israel”, otras versiones dicen: “rogó”, “oró”, “clamó”, y la versión Nuevo Mundo: “Y Jabes empezó a invocar al Dios de Israel”, hablamos pues no de una oración casual, sino de un hombre que decidió buscar a Dios en oración, decidió ir más allá de su búsqueda promedio, él procuró que algo pasara e hizo lo correcto, generar una atmósfera donde Dios actuara a su favor. Esto es lo que sucede cuando lo buscamos…

LA ORACIÓN DE JABES

“E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, sí me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió” 1 Crónicas 4:10.

El Espíritu Santo nos revela lo que pidió Jabes. Ésta oración contiene aquello que Jabes anhelaba y que estaba en el corazón de Dios para él, por eso la Biblia dice: “si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, sabemos que él nos oye y si nos oye él nos concederá lo que le pedimos”. Veamos ahora lo que Jabes pidió:

1) El ensanchamiento de sus límites, “si me dieras bendición” (estaba agradecido, pero no satisfecho). Además pide: “ensancha mis territorios” (Seguramente tenía algunos pequeños territorios, por herencia o fruto de su trabajo, pero por qué pide esto? Recordemos que antiguamente antes de casarse se daba una dote por la novia, eran necesarias las tierras para el ganado, los cultivos y la casa donde vivir), pero entre líneas también dice: “quiero ir más allá de mis límites actuales, y reconoce que sólo puede lograrlo con la bendición de Dios. En Cristo somos libres y más que vencedores (te invitamos a leer: “Libres de la Maldición”).

2) Pidió el poder de Dios sobre su vida: “que tu mano esté conmigo”, la mano de Dios hace referencia a su poder, a su obra (por ejemplo cuando Dios liberó a Israel la Biblia nos dice: “con mano extendida los sacó de Egipto”). En el N.T. Jesús dijo: “recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo”. Precisamente ése poder se renueva y se multiplica en la comunión con Dios, es el poder que nos lleva a hacer la obra para Dios que humanamente sería imposible. Es su poder, gracia y favor con nosotros (Puedes leer más acerca de esto en: “No es con Fuerza ni con Ejército sino con mi Espíritu”).

3) Oró por una vida de pureza y santidad: “líbrame del mal, para que no me dañe”. El pecado causa daño (pero el diablo procura hacerle creer al creyente que esto no es cierto). También Jesús cuando enseñó acerca de la oración, dijo: “y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal”, también dice: “fiel es Dios… quien dará con la tentación, la salida para que podamos soportar”.

Reflexión final: Dios ha diseñado grandes y hermosas cosas para sus hijos, pero sin duda espera que éstos le amen y le busquen con diligencia, pues Dios “es galardonador de los que le buscan”. Gracias Dios, por tu gran amor y cuidado.

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONES.  Autorizado para publicarse en Web Recursos Cristianos 

Te invitamos a leer:

  1. LA BATALLA ESPIRITUAL
  2. EL BUEN REINADO DE JOSAFAT
  3. LA HISTORIA DE JONATAN Y SU PAJE DE ARMAS  

 SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ     

Esta entrada fue publicada en categoria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s