CÓMO LUCHAR Y VENCER LAS DIFICULTADES

Sin título1) En muchas ocasiones las cosas que hacemos no resultan como esperamos (1 Sam. 30:6a).

Comentario: David ante la asechanza del Saúl se había escondido en el pueblo filisteo, y se hacía pasar como un israelita fiel a ellos. Cuando David a su tierra encuentra todo destruido y se habían llevado a todas las mujeres con sus hijos: 1 Sam. 30:1-4. Vemos pues que a veces llegan a nuestra vida momentos sumamente dolorosos y frustrantes. El corazón del pueblo que seguía a David se había llenado de angustia y amargura, tanto que pensaron en apedrearlo. El dolor y la frustración llenaban sus corazones… 2) Puede ocurrir también que el liderazgo sea despreciado.    

Comentario: Las Sagradas Escrituras nos enseñan que el pueblo hablaba de apedrear a David, estas piedras irían entonces cargadas de enojo, resentimiento, ira, amargura, vemos entonces que un sentimiento de enojo puede matar un gran afecto. Debemos pensar en el liderazgo en la familia, en la empresa, universidad, iglesia, cualquier grupo, y tal vez experimentar allí el menosprecio. Debemos ser conscientes que esto puede suceder.

3) Debemos responder de manera ante la dificultad.

Comentario: Ante la dificultad podemos quejarnos, molestarnos, murmurar, alegar, enojarnos con otros, abandonarlo todo, culpar a otros por lo sucedido, o expresar muchas excusas para justificarnos. Quienes seguían a David se enojaron y proyectaron su ira contra David y la manera de sacar esa ira sería lanzándole piedras, aún acabar con su vida. Cuidémonos pues de la ira y la amargura pues nos llevan a cometer locuras.

4) ¿Cómo luchar y vencer las dificultades?

Comentario: Observemos con detalle el comportamiento de David: 1 Samuel 30:6b-8a. Vemos que David hizo lo siguiente:

  • Él busco a Dios y se fortaleció en él.
  • Consultó al Señor para saber qué decisión tomar.
  • Se aseguró del respaldo y presencia de Dios.

Entonces aprendemos que ante la dificultad debemos buscar a Dios, fortalecernos en él, y pedir su consejo para actuar. No hagamos las cosas alocadamente, pues esto puede producir perdidas, desgaste, dolores y mayores vergüenzas. Avancemos guiados por el Señor.

5) Inevitablemente eres ejemplo.           

Comentario 1: Las situaciones críticas o de gran presión (como la que vivió David) permite ver nuestro verdadero carácter (lo ven los otros y nosotros también). Todos aquellos que seguían a David tuvieron la oportunidad de ver el rostro y las acciones de su líder ante semejante situación: el dolor de la pérdida, las amenazas de sus propios hombres, y la frustración. El comportamiento de David ante semejante situación marcó el corazón de sus soldados. Nuestras acciones afectarán para bien o para mal.

Comentario 2: David alcanzó una gran conquista, rescató a todos los suyos, y sus pertenencias, más el botín que los enemigos de Dios tenían. Porque cuando hacemos lo que el Señor dice tendremos su respaldo, y aún nos dará más de lo que esperamos o deseamos.

Reflexión final: El Señor espera que lo busquemos, que contemos con él, que no actuemos alocadamente. Las más grandes victorias se alcanzan en la intimidad con Dios. La mejor dirección es aquella que alcanzamos en la comunión con el Espíritu Santo.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)  

Te invitamos a leer: “DIOS NOS AYUDA EN TIEMPOS DIFÍCILES”.     

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ  

 

Esta entrada fue publicada en categoria y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s