ALIMENTACIÓN DE LOS CINCO MIL

Sin títuloLa gratitud es una emoción positiva que se produce al reconocer los beneficios recibidos. El acto de agradecer tiene el poder, de acuerdo a los expertos en la psicología, de aumentar la felicidad y el bienestar personal y de  fortalecer nuestra relación con otras personas. En un estudio conducido por Emmons y McCullough (2003) encontraron que simplemente el escribir acerca de cinco cosas por las que estamos agradecidos puede incrementar en un 25% el nivel de felicidad de las personas. La Biblia nos dice: “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”. “Dar gracias” es una alabanza al Señor, y contiene un poder especial…

ALIMENTACIÓN DE LOS CINCO MIL

Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias. Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos. Entonces subió Jesús a un monte, y se sentó allí con sus discípulos. Y estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos. Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?” Juan 6:1-5.

1. El ministerio de Jesús fue y sigue siendo un ministerio sobrenatural. Jesús camino sanando a los enfermos, perdonando al pecador, restaurando al caído, trayendo libertad al cautivo; el poder sobrenatural del Espíritu Santo estaba con él. Éste ministerio lo delegó el Señor Jesús a su iglesia, por eso también fue enviado el Espíritu Santo. Debemos dar gracias a Dios por todo lo que ha hecho en nuestro favor.

La gratitud es una razón más fuerte que el interés personal para seguir a Jesús. Pues el interés personal cuando es satisfecho, pierde su fuerza, porque es egoísta; mientras que la verdadera gratitud mantiene su fuerza, pues se concentra en la bondad del otro.

Consideremos por ejemplo varios casos de la Escritura: el endemoniado gadareno (quería seguir a Jesús); la ingratitud de los nueve leprosos sanados y el único de los diez que volvió a dar las gracias y Jesús dijo: “¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado”, y vale la pena destacar aquí que éste era un samaritano. Ésta historia: diez leprosos son limpiados, nos hace reflexionar sobre la ingratitud del hombre, y cuanto valor tiene para Dios un corazón agradecido.

2. La gratitud nos fortalece en tiempos difíciles. La Biblia nos enseña que nuestra fe será probada, Jesús dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos? Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer”, Jn. 6:5-6. Jesús estaba probando a Felipe, el término probar del gr. Peirazo traduce además: intentar, escudriñar, examinar, someter a otro a una prueba para conocer su verdadera naturaleza o carácter.

Son entonces situaciones donde sale a la luz nuestro verdadero carácter, no es que Dios nos haya desamparado, pues el texto dice que Jesús “sabía lo que había de hacer”.

La respuesta de Felipe refleja la impotencia de la incredulidad, aunque al lado está Jesucristo, hacedor de milagros. Un denario, moneda romana, Se estima que equivalía a casi 4 gramos de plata, o el salario de un día de trabajo. Recordemos aquí, que en medio de las dificultades, un corazón agradecido se levanta en alabanzas a Dios, por ej: David en el desierto, perseguido por el rey Saúl, escribió muchos salmos.

Las acciones de fe, aunque no sean de gran tamaño, son de gran valor para Dios Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos Jn. 6:8-9. Cuando estamos agradecidos con Dios, el escenario adverso no es tan difícil, Andrés (uno de sus discípulos) trae a Jesús cinco panes y dos peces, es muy poco, pero hizo algo, es aquí opera el poder de la fe.

Jesús requiere de nosotros fe y hay actos que demuestran nuestra fe en Dios, recordemos por ejemplo el milagro del paralitico traído por cuatro… y “Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados” (Mar 2:5).

3. La gratitud precede a los milagros. Más que comprensión, Dios requiere disposición. Aunque Andrés veía insignificante lo que había a la mano (cinco panes y dos peces), los trajo a Jesús, y es allí donde el Señor comienza a trabajar… El mandamiento de Jesús pudo haber parecido ilógico en el momento: “Haced recostar la gente”, pero los discípulos obedecen y se convierten en testigos y actores de un milagro.

Jesús agradeció la provisión del momento, tomándola como una señal de la abundancia que vendría “y se recostaron como en número de cinco mil varones. Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían”, Jn. 6:11.

En la Escritura con frecuencia vemos pequeñas muestras de cosas grandes que vendrán, por ej. La pequeña nube de Elías cuando iba a llover; un ramo de uvas cuando los espías regresaron de la tierra de la abundancia; las primicias de la resurrección: Cristo Jesús.

Es necesario ver cómo Dios ve, los israelitas en el desierto sólo veían montañas de arena y por eso se quejaban, y no lograban ver más adelante: la tierra de la abundancia. Esos panes son símbolo de la provisión de Dios, de su protección y cuidado. Jesús tiene el poder de transformar la amargura en victoria.

Los milagros deben ser bien administrados Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.”, Jn. 6:12. Es Jesús quien les dice a los discípulos ahora que hacer, los instruye. Es necesario administrar correctamente las bendiciones y milagros del Señor, pues finalmente todos los recursos son de Dios. Administrar bien las primeras bendiciones de Dios, es capacitarse para las que vendrán.

Conclusión: Ante todas las bendiciones de Dios, nuestro corazón debe estar agradecido, hoy debemos reflexionar sobre Su cuidado, Sus bendiciones y cómo ha hecho Su voluntad en medio del amor, dándonos la fortaleza para continuar, para seguirlo y con expectativa de lo nuevo, pues él es Dios sobrenatural.

Te invitamos a leer: “LOS CUATRO JINETES DEL APOCALIPSIS”.

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado simultáneamente en Mensajes y sermones para predicar y Web Recursos Cristianos.

Esta entrada fue publicada en categoria. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ALIMENTACIÓN DE LOS CINCO MIL

  1. Hector. Velasquez dijo:

    Los sermones y devocional es son una bendición para mi …aunque soy prácticamente invidente la luz de Cristo ilumina mi vida …bendiciones. Pastor. Gonzalo

    • Muchas gracias Hector por tus palabras. Dios bendiga tu vida con la abundancia del cielo. Salmo 1:1-3 “BIENAVENTURADO el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Antes en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Y será como el árbol plantado junto á arroyos de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s