La Resurrección de los Muertos Según la Biblia

Sin títuloa) La resurrección de Cristo es columna de nuestra fe, 1 Corintios 15:1-2.

Es importante tener en cuenta que los griegos creían en la inmortalidad del alma, pero no en la resurrección del cuerpo, pues pensaban que el cuerpo era la fuente de la debilidad y pecado del ser humano. Al parecer los Corintios habían aceptado la resurrección de Jesucristo, pero dudaban de la resurrección de los creyentes. El apóstol enseña la resurrección como parte integral y fundamental del evangelio, tanto que por eso dice: “si no creísteis en vano”…   

b) La resurrección de Jesús es real y sobrenatural, 1 Corintios 15:3-8.

1) Pablo expone varias fases de la obra de Cristo: la muerte, fue sepultado, resucitó y se apareció a muchos. El Señor dio su vida por nuestros pecados, fue luego sepultado (es decir murió en realidad, no es una figura del lenguaje ni una fantasía) y esto también prepara la verdad posterior del sepulcro vacío. Jesús resucitó al tercer día, como estaba escrito.

2) El Señor apareció a más de quinientas personas, es decir Dios añadió una gran prueba de su victoria a cientos de testigos para confirmación no sólo de su fidelidad sino como cimiento de la nueva iglesia. Pablo cita a Jacobo, probablemente el hermano de Jesús y fue quizá esta aparición la que lo llevó a la conversión.

3) Pablo dice: “y al último de todos,  como a un abortivo,  me apareció a mí” ésta frase del apóstol tal vez hace referencia a su condición y llamado articular entre los apóstoles, pues fue sacado de su condición de perseguidor a ser apóstol del Señor, mientras que los otros respondieron al amoroso llamado del Maestro.

c) La resurrección es verdad central en el mensaje apostólico, 1 Corintios 15:9-11.

Una vez más Pablo destaca el fundamento de su llamado: la gracia de Dios. La historia nos confirma lo que el apóstol dice respecto a: “antes he trabajado más que todos ellos” y todo aquello por la gracia de Dios, él no se jacta de eso, más bien es su expresión ante la inmensa y bondadosa gracia de Dios con él.

Destaca el apóstol la resurrección como factor primordial en la predicación apostólica. La expresión “así habéis creído” relaciona a los hermanos de Corinto con la fe en la resurrección de Jesucristo. Es vital creer que Jesús resucito pues es precisamente esto lo que lo hace dador de vida para todos los que están en muerte a causa de sus pecados.

d) Sí no hubiera resurrección el evangelio carecería de contenido, 1 Corintios 15:12-19.

La resurrección de Jesucristo implica la resurrección de los creyentes. Si no hay resurrección el evangelio no tendría contenido, y la fe fracasaría, pues no tendría seguro su principal objetivo el cual es la salvación. La resurrección tiene dos facetas vitales: la perfección del carácter redentor de Cristo, y la aceptación de la obra del Hijo por parte del Padre celestial.

Si Cristo no resucitó quienes morían con la esperanza de la resurrección en realidad entonces perecerían, esto es desaparecer, desvanecerse, destruirse o perderse. Por eso entonces dice Pablo serían los cristianos “dignos de conmiseración” esto significa “dignos de lastima” o “desdichados”.

e) Resultados de la resurrección del Señor Jesús, 1 Corintios 15:20-24.

El término primicias (con relación o derivada de la Fiesta de las primicias de Israel) hace referencia a la resurrección de Cristo como garantía y evidencia de la resurrección de los cristianos. Cuando Pablo expresa “en Cristo todos serán vivificados” habla por supuesto de la resurrección de los creyentes en Cristo, pues ese es el contexto.

A continuación el apóstol expone el orden de la resurrección. Cristo es el primero, luego los creyentes, es decir los que son de Cristo en su venida y cuando dice: “luego el fin” hace referencia al final del reino de Cristo, quien entrega todo al Padre celestial.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. – Resurrección de los muertos según la Biblia –

 Te invitamos a leer: “DIOS PUEDE USARTE”

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ   

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en categoria, devocionales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s