Principios de administración – Biblia

IMAGEN 18 YAPrincipios de administración – Biblia.

Para Pablo la prudencia y la diligencia eran importantes en el desarrollo del ministerio (2 Corintios 9:1-5).

  • El apóstol Pablo piensa que está por demás recordarles aquella ofrenda, sin embargo lo hace. Expresa la buena voluntad de las iglesias de Acaya (básicamente región de Grecia, Corinto entre ellas) quienes estaban preparados desde el año pasado para la recolección de la ofrenda, y el apóstol se gloriaba entre los macedonios por aquella disposición…

  • No queriendo experimentar alguna vergüenza al respecto, o que los corintios quedarán en avergonzados envía a los hermanos encargados a recoger la ofrenda, y de esta manera no los sorprenderían desprevenidos, tampoco sería una ofrenda por obligación sino que sería voluntaria. Recordemos que Dios ama al dador alegre.

 El principio de la siembra y la cosecha es inevitable (9:6-9).

  • Desde la naturaleza misma Dios nos enseña la inevitable realidad y correspondencia de la siembra y la cosecha. Este principio aplica en todas las áreas de nuestra vida, por eso si sembramos injusticia eso cosecharemos, si la siembra es maldad esa serpa la cosecha y sucesivamente. También según el contexto ocurre lo mismo con las finanzas.

 

  • El dar debe nacer en un corazón dispuesto y con gozo. Es de Dios de quien viene la provisión para hacerlo. Cuando Dios mandó construir el tabernáculo dijo: “Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda: de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda” Éxodo 25:1-2. Entonces la ofrenda va acompañada de voluntad y corazón. Es una profunda decisión interna con la que agradecemos a Dios su provisión y sembramos creyendo en la cosecha que de su mano vendrá.

 Dios bendice para que otros sean bendecidos (9:10-15).

  • Es muy importante ver como muchas de las cosas que Pablo afirma y enseña están precedidas de un “cómo está escrito” enseñándonos que la fuente de su enseñanza es la Escritura misma. Dios da semilla al que siembra y pan al que come, nadie pone semillas en la mesa, éstas deben ser sembradas primero y a su tiempo llenarán la mesa de bendiciones. Sin embargo Pablo deja claro también que todo viene de Dios, quien es el que multiplica la provisión.

 

  • La frase “para que estéis enriquecidos en todo” nos recuerda que la prosperidad que viene de Dios es integral. El Señor bendice nuestro espíritu, alma y cuerpo. Estas bendiciones nos llevaran a bendecir a otros y de sus labios saldrán acciones de gracias al Señor. Es decir nuestra generosidad producirá adoración a Dios (versículos once y doce).

 

  • El apóstol una y otra vez afirma también la importancia de la honestidad en la vida cristiana y por supuesto en los negocios, pues Dios aborrece la balanza falsa. La honestidad te permite caminar confiado y tranquilo pues nada oculto hay en tu vida, todo es transparente, y esto agrada a Dios. Las bendiciones vendrán por consecuencia.

Por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: “UNA PROSPERIDAD BÍBLICA”

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ  

Principios de administración – Biblia. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en categoria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s