JESUCRISTO ES EL MÁS IMPORTANTE.

IMAGEN 12 YAEn Cristo están todos los tesoros (Colosenses 2:1-3).

Ahora el apóstol inicia su confrontación contra las falsas enseñanzas que amenazaban la iglesia de Colosas, recordemos que aquellas buscaban desplazar a Cristo de su señorío,  de su papel central, y de su preeminencia. 

Pablo luchaba en primera instancia en oración, él tenía claro que este asunto era primeramente espiritual. Él rogaba para que Dios “los consolará” queriendo decir aquí “para que Dios los fortaleciera” con entendimiento y sabiduría, y por supuesto en amor, ya que el conocimiento sin amor es frío y estéril…    

Es necesario que Cristo sea y siga siendo el centro (Colosenses 2:4-7).

El apóstol advierte el poder de las palabras persuasivas y engañosas de la nueva y falsa enseñanza, pues el enemigo procura convencer al cristiano y desgastarlo de manera que en su debilidad sea presa de los argumentos de las tinieblas. A través de palabras de Dios Pablo los anima no sólo a permanecer firmes, sino a razonar por el Espíritu la importancia de guardar la fe que han recibido, y más bien crecer en ella.        

Cristo es único (Colosenses 2:8-10).

Aquella herejía era el resultado de una mezcla entre filosofías, tradiciones humanas y rudimentos del mundo. Vemos como Pablo pasa inmediatamente a presentar Cristo como Aquel en quien “habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”, expresión que no sólo nos muestra que él tiene los atributos divinos, sino la naturaleza misma de Dios. Cualquier mención en contra de esta verdad es de naturaleza demoníaca.     

La obra de Cristo es completa y poderosa (Colosenses 2:11-15).

Aquí la “circuncisión no hecha a mano” hace referencia a la obra de Cristo en la cruz y a su resurrección, pues mediante ésta se rompió con la era antigua, se da la purificación del pecado y hay allí reconciliación con Dios.   

El versículo catorce nos habla del “acta que había contra nosotros” refiriéndose al certificado de “nuestras deudas” o pecados a la luz de la ley de Moisés escrita, y seguramente para aquellos sin ley de Moisés (gentiles) puede referirse además a la ley escritas en sus conciencias. Aquella demanda o deuda fue arreglada y cancelada en la cruz.   

“Despojando a los principados y a las potestades” es una expresión que nos recuerda una práctica militar antigua en la que a los prisioneros se les despojaba de su ropa, hecho que significaba la derrota. Con su resurrección Cristo demostró su victoria y poder sobre la muerte y sobre todos los dominios de las tinieblas.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  Te invitamos a leer más sermones y estudios bíblicos en: Mensajes y sermones para predicar.   

(Suscríbete gratis en nuestro nuevo sitio “Predicas escritas” y recibe nuestras actualizaciones, aquí en: SUSCRIBIRME AHORA). 

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en categoria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s