Sirvamos a Dios con los motivos correctos

Sin títuloPablo se preocupaba sinceramente por la iglesia (1 Tesalonicenses 3:1-5).

A través de sus palabras el apóstol demuestra su gran preocupación por el bienestar sobre todo espiritual de los cristianos en Tesalónica, vemos una interés sincero y genuino por aquellos que habían empezado su caminar de fe en Cristo, y era necesario animarlos para que perseveraran… 

Pablo presenta a Timoteo, como un fiel servidor de Dios y diligente colaborador en la obra. Lo envía a Tesalónica con varios objetivos: fortalecer la fe de la nueva iglesia, animarlos en el nuevo camino, e impedir que las pruebas y dificultades propias del caminar cristiano fueran usadas por los judíos no cristianos para desanimarlos.

Pablo cita la obra del tentador, cuya obra perversa e incesante procura desanimar y desviar, engañando a los nuevos cristianos. Por eso les recuerda que las pruebas y obstáculos son parte del camino, que él mismo las ha vivido y superado de la mano de Cristo. Era necesario fortalecer y afirmar la fe de los tesalonicenses pues no se podía perder el trabajo ya realizado, y el respaldo que Dios había derramado.           

El amor debe ser el motivo del servicio a Dios (1 Tesalonicenses 3:6-10).

En el versículo seis podemos ver un gran contraste, pues Pablo pasa de la angustia a la esperanza, de la aflicción por la iglesia a la alegría al saber de ella a través del informe de Timoteo. El corazón del apóstol ahora es consolado pues se entera de la perseverante fe y del cariño que le profesan los hermanos en Tesalónica.

Debemos tener presente que Pablo había experimentado ya oposición y rechazo en Filipos, Tesalónica, Berea, e indiferencia en Atenas, así que las buenas noticias de los cristianos de Tesalónica fueron como un bálsamo para el corazón del apóstol.  

Fue tan importante, valioso y adecuado el informe de Timoteo que Pablo dice: “Ahora vivimos, si vosotros estáis firmes en el Señor”. Frase que expresa cuan valioso e importante es para un siervo de Dios ver que la iglesia local persevera con fe y amor genuino a Dios.

Como podemos ver Pablo no se presenta como autor o protagonista del crecimiento y firmeza de la iglesia en Tesalónica, por el contrario reconoce que todo esto se debe a la obra de Dios. Más bien está agradecido y se regocija delante de Dios, y aunque se regocija por las buenas noticias, continúa deseando con todo su corazón verlos, no sólo por su gran cariño hacia ellos, sino para fortalecer su fe y enseñar lo que seguramente hacía falta.       

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  Te invitamos a leer más sermones y estudios bíblicos en: Estudios y sermones.

(Suscríbete gratis en nuestro nuevo sitio “Predicas escritas” y recibe nuestras actualizaciones, aquí en: SUSCRIBIRME AHORA). 

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en categoria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s