La paternidad de Dios y el Espíritu Santo

Sin títuloLA PATERNIDAD DE DIOS Y LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO. 

Somos hijos de Dios, sin duda el más grande privilegió, esto demanda de nosotros conocer a nuestro Padre celestial y saber así todas aquellas cosas que Dios nos ha concedido. Es muy interesante observar la vida del Señor Jesús desde la perspectiva de Hijo, pues él vivió para hacer la voluntad del Padre celestial, desarrolló un ministerio sobrenatural por el poder del Espíritu Santo, y en el momento en el que Jesús fue concebido nos dice la Biblia… 

“El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá… y el Santo ser que nacerá será llamado Hijo de Dios” (Lucas 1:35). Entonces el Espíritu Santo juega un papel importantísimo en la paternidad de Dios sobre sus hijos.

En el momento más crítico de la vida de Jesús (la cruz) nos dice la Biblia que: “Por el Espíritu eterno se entregó a sí mismo” (Hebreos 9:14) entonces convencido por Dios y fortalecido por el Espíritu Santo Jesús entregó su vida en la cruz, porque así lo había dispuesto el Padre celestial. Entonces el Espíritu Santo fortaleció al Hijo aún en los momentos más difíciles de su vida.

¿Cuál es el papel del Espíritu Santo en la paternidad divina hoy día?

 El Padre celestial da el Espíritu Santo a los que se lo pidan. Lucas 9:11-13.

Podemos pedir a Dios con confianza pues él es proveedor por excelencia (versículos 9-10).

Dios es el Padre bueno. Todo lo hace por su inmenso amor hacia sus hijos.

El Padre desea dar a sus hijos el Espíritu Santo.

El Espíritu Santo da testimonio de que somos hijos de Dios. Romanos 8:14-18.

Los que son guiados por el Espíritu estos son hijos de Dios. Es entonces fundamental desarrollar una buena comunión con él.

El Espíritu de esclavitud gobernaba nuestra vida antes de Cristo, pero ahora por el Espíritu de adopción podemos acercarnos a Dios como nuestro verdadero Padre.

El Espíritu Santo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, asunto que nos revela la importancia que esto tiene y el deseo de Dios de darse a conocer como nuestro Padre.

“Herederos de Dios” frase que nos recuerda los innumerables privilegios que tenemos.

El diablo ataca la identidad del hijo de Dios.  

 El diablo atacó la identidad de Jesús como Hijo cuando le dijo: “Si eres Hijo de Dios di que estas piedras se conviertan en pan”.

Atacó nuevamente su identidad cuando le calumniaban diciendo: “Eres hijo de fornicación”.

El hijo prodigo después de darse cuenta de su gran equivocación, concluyó: “Ya no soy digno de ser llamado tu hijo”. Asunto que nos recuerda que Dios perdona y restaura, él no quiere dejarnos abandonados, más bien hace lo que hizo el padre del hijo prodigo.

El Padre y el Espíritu Santo en el bautismo del Hijo.

  1. Jesús se bautizó en obediencia al Padre.
  2. El Espíritu Santo vino sobre Jesús y antecedió la voz del Padre.
  3. Las palabras de afirmación del Padre.

“Este es mi Hijo”

“Amado”

“En quien tengo complacencia”.

Como podemos ver son palabras de afirmación y valoración, cosa que debemos hacer con nuestros hijos.

En la transfiguración de Jesús cuando Elías y Moisés aparecieron allí una nube vino sobre ellos y escucharon la voz del Padre quien dijo: “Este es mi Hijo amado, a él oíd”. Son palabras de respaldo sobre su Hijo Jesús, palabras de aliento y fortaleza, palabras de afirmación. Dios Padre siempre está haciendo esto sobre la vida de sus hijos, mientras que las tinieblas en contraste procuran dañar.

Dios es restaurador por excelencia y ha enviado su Espíritu Santo para restaurar nuestro corazón, para sanar las heridas y llenar con su amor los vacíos de amor paternal, él es Padre por excelencia, permitamos que nos cubra con su amor.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer más sermones y estudios bíblicos en: Estudios y sermones.

(Suscríbete gratis en nuestro nuevo sitio “Predicas escritas” y recibe nuestras actualizaciones, aquí en: SUSCRIBIRME AHORA). 

 

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en categoria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s