Dios nos ayuda a perseverar

Sin títuloPara perseverar la formación del carácter de Dios en nosotros es vital.  

Hebreos 12:5 nos dice: “¿Y habéis olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige?, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él”.

La palabra “disciplina” se traduce aquí del término griego “paideia” que además significa: formación que se da a un niño; entrenamiento; instrucción. El texto bíblico nos enseña además que ante esta formación no debemos menospreciarla ni desmayar en el proceso, más bien es necesario apreciar y valorar la formación de nuestro Padre celestial, quien además nos dará la fuerza para seguir adelante y vencer…

Tal vez en nuestra condición de hijos podemos molestarnos ante los consejos de nuestros padres o cuando nos quieren corregir, pero esta labor divina en nuestro caso es muy importante para ser entrenados y así desarrollar madurez y estar enteramente preparados para toda misión que nuestro Padre celestial disponga.

Debemos mantener presente que toda esta formación divina la hace el Señor por amor a sus escogidos, pues la seguridad en esto nos garantiza que todo lo que él hace es bueno y para nuestro bienestar.

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).

La obra del Señor en nuestra vida genera madurez.

Nos dice además Hebreos 12:10-11 “Y aquellos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza, pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados”.

La obra de entrenamiento de Dios genera en nuestra vida varios aspectos fundamentales para alcanzar el plan del Señor, consideremos al detalle lo que el texto nos enseña:

 

  1. Santidad. Es un término que indica pureza moral, es apartarse del mal. Virtud que es esencial no sólo ahora, sino que ha sido fundamental desde los días del Edén, es decir la santidad ha sido y es necesaria para los planes divinos.

 

  1. Fruto apacible. Indica un provecho libre de preocupación, pacifico. Nos enseña un corazón que no es gobernado por el afán o la ansiedad, la paz de Cristo lo gobierna.

 

  1. Justicia. Indica rectitud e integridad. La Biblia expone casos de personas con esta virtud, como por ejemplo: José y Daniel quienes a pesar de estar en un ambiente pagano y hostil fueron rectos e íntegros delante de Dios. Cuando el hijo de Dios camina en justicia y rectitud el enemigo no tiene autoridad para tocarlo.

 

El pasaje bíblico nos sigue diciendo que son los “disciplinados” o entrenados por Dios quienes alcanzan estas virtudes espirituales. La perseverancia es una virtud que nace y madura como resultado de conocer y seguir a Cristo.

Este entrenamiento implica correr sin elementos que nos estorben, también debemos despojarnos de las cosas vanas o humanas con la cuales intentamos presentarnos delante del Señor, es por la gracia de Dios en Cristo que somos lo que somos.

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).

Dios mismo nos alienta a perseverar.  

Nos enseña Hebreos 12:12 “Por lo cual alzad las manos caídas y las rodillas paralizadas”

El Espíritu Santo utiliza ahora la figura de las manos caídas y las rodillas paralizadas para hacernos reflexionar sobre la importancia de perseverar fortalecidos en Dios, por eso veamos al detalle estas expresiones:

  • Manos caídas, indican desánimo, renuncia, fatiga, sin fuerzas, desmotivado.
  • Rodillas paralizadas, es una frase que indica un caminar que de pronto se detiene, estancamiento. Aparecen obstáculos o razones por las que la persona decide no seguir avanzando.

Es importante recordar aquí que la Biblia nos enseña que debemos levantar nuestras manos para dorar a Dios y las rodillas debemos doblar para orar, entonces cuando las manos están caídas y las rodillas paralizadas es porque el desánimo está gobernando el corazón.

Todo esto nos lleva a concluir que por difícil que sea una etapa en nuestra vida debemos orar y adorar a Dios, y él nos ayudará a superar dicha crisis.

Hebreos 12:13 “y haced sendas derechas para vuestros pies, para que los cojo no se salga del camino, sino que sea sanando” nos recuerda que enderezar nuestra caminar de acuerdo a la voluntad de Dios nos llevará a grandes bendiciones y hallaremos recompensas divinas como la sanidad física y espiritual para nuestra vida.

Todas estas bendiciones nos animan a perseverar en el camino de la fe. No renuncies a la formación de Dios, ni a su entrenamiento, permite que él haga su voluntad en ti y entonces los mejores resultados aparecerán en tu camino.

La perseverancia implica esfuerzo y rectitud.

Hebreos 12:14 “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor”.

En este sentido, es decir desde la perseverancia, a la luz de este versículo, se nos alienta a seguir la paz y la santidad. La ausencia de paz es guerra, conflictos y batallas, son muchos los conflictos que se ven en las competencias atléticas, así como los comportamientos deshonestos.

Por ejemplo: documentos falsos para poder competir, diversas prácticas de doping, mentiras, etc, por lo que se puede ver ausencia de honestidad; los buenos atletas no sólo llegan a la meta establecida, sino que los hacen de la manera correcta.

No vendas no negocies tus principios, ni la corona que te espera.

Hebreos 12:16-17 “No sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura. Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas”.

Como nos enseña la Biblia Esaú cambió su recompensa celestial por un bien terrenal, es decir cambió la primogenitura (lo que le concedía muchos privilegios espirituales) por un plato de lentejas. Un día recibiremos de Dios las coronas y galardones en el tribunal de Cristo, y sin duda el mayor privilegio estar para siempre con él.

Esfuérzate y persevera con la fuerza que Cristo mismo te da.

El apóstol Pablo nos recuerda la importancia de seguir adelante a pesar del cansancio y las decepciones del camino, mediante estas palabras somos motivados a avanzar teniendo en cuenta cada día los galardones eternos:

“¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible” 1 Corintios 9:24-25.

Es muy importante tener claro que la perseverancia es fundamental en todos los aspectos de la vida (espirituales y materiales). El mismo Señor Jesús necesitó de la fortaleza que el Padre le dio para poder cumplir con el plan de salvación ¿Cuánto más nosotros necesitaremos de la fuerza divina?

Dios es fiel y nunca desampara a sus hijos, por tanto, puedes confiar en la fuerza que siempre él te dará, Jesucristo y el Espíritu Santo moran en ti, y todo esto es, creo yo, la mayor garantía para perseverar confiadamente.

Conclusión: Ante los obstáculos, las crisis o la dureza de las pruebas de la vida podemos vernos tentados a renunciar, pero es necesario como hemos estudiado hoy mirar a Jesús, poner nuestros ojos en él, y él misericordioso nos dará su fortaleza para perseverar y vencer.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ  

Te invitamos a leer:  

.

.

 

Esta entrada fue publicada en categoria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s